Frente a la crisis generada por la COVID, la Unión Europea no se cansa de repetir que la recuperación deberá ser en clave verde. Para conseguir esto, los diferentes sectores energéticos deben aumentar su eficiencia y reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero.

Uno de los sectores más importantes es el de la generación eléctrica. Por este motivo, el equipo de www.360smartvision.com ha decidido monitorizar a lo largo del tiempo la eficiencia del mix energético de cada uno de los países de la OCDE. El mix energético es la combinación de las diferentes fuentes de energía eléctrica — hidráulica, eólica, fotovoltaica, nuclear, gas natural, carbón, etc. — utilizadas para cubrir la demanda de electricidad del país. En consecuencia, lo que determinará la eficiencia global del mix energético será tanto el porcentaje de participación de cada una de estas fuentes de energía, como su nivel de emisiones asociado.

Para realizar la monitorización de forma clara, y a la vez rigurosa, hemos desarrollado el indicador sintético EGMX (del inglés efficiency in generation mix), que mide cualitativamente, entre 0 y 1, cómo de contaminante es un país en su mix energético (cuanto más contaminante sea el país, su valor estará más cercano a 1 y viceversa).

La información que utiliza este indicador se obtiene de la IEA (Agencia Internacional de Energía) y consiste en las cantidades de energía producidas mensualmente por cada una de las principales tecnologías de generación eléctrica. Dichas cantidades se ponderan por su factor de emisiones asociado (Koffi et al, 2017) y se normalizan respecto a un máximo absoluto, que es el valor que se obtendría si toda la generación eléctrica se produjera mediante generación térmica con carbón, la tecnología más contaminante.

La Figura 1 muestra el indicador EGMX para España de 2016 a 2020 y lo compara con el EGMX promedio de Europa.

Figura 1: Valores del indicador EGMX para España y Europa entre 2016 y 2020

Como puede observarse, la eficiencia del mix energético de España es, en general, mejor que la del benchmark de la UE. Esto se debe principalmente a la apuesta por la generación renovable (como dato a destacar, las tecnologías renovables contribuyeron a más del 40% del total de la generación eléctrica en España en 2020 con la tecnología eólica en primera posición, seguida de la hidroeléctrica y la fotovoltaica).

Para analizar de forma más exhaustiva el comportamiento del mix energético en España, hemos realizado una descomposición temporal del EGMX de España y lo hemos mostrado en la Figura 2. En la descomposición temporal se muestra la tendencia, la estacionalidad y los residuos. La tendencia explica el comportamiento a largo plazo, la estacionalidad explica las fluctuaciones o cambios regulares que se producen a lo largo del tiempo y, finalmente, el ruido recoge las variaciones no explicadas por los términos anteriores.

Figura 2: Descomposición temporal del indicador EGMX para España

Analizando la tendencia, la pendiente es negativa a partir de 2017, lo que significa que desde esa fecha se está produciendo una clara mejora de la eficiencia, debido a la creciente penetración de las renovables y al progresivo apagón de las tecnologías más contaminantes. Por otra parte, se puede comprobar que el EGMX de España presenta una alta estacionalidad, es decir, fluctúa mucho entre meses. Esto se debe a un efecto combinado de la estacionalidad de la demanda y a que la mayoría de las fuentes renovables varían mucho su generación en función de la época del año (e incluso de los días, siendo este uno de los motivos de las subidas y bajadas del precio de la electricidad).

Finalmente, es interesante ver cómo durante los meses de confinamiento más estricto (primavera de 2020) se alcanzaron los valores EGMX más bajos de toda la serie histórica, como resultado conjunto de una reducción del consumo eléctrico y una elevada generación renovable (característica de en esta época del año).

Sin embargo, no todo son buenas noticias. Si bien es verdad que puede decirse que España está bien posicionada en el sector eléctrico en términos de eficiencia de su mix energético, también lo es que presenta peores resultados que la media europea si hablamos del porcentaje de energías renovables sobre el total de la energía consumida. Los datos de Eurostat nos permiten cuantificar esta desventaja, mostrando que durante el 2019 las energías renovables constituían un 18,35% sobre el total producido. Se trata de una cifra inferior al objetivo del 20% y ligeramente alejada de la media europea del 19,73%. Por este motivo desde www.360smartvision.com seguiremos trabajando sobre eficiencia energética en el sector construcción y transporte para contribuir a la deseada recuperación en clave verde.

Para profundizar sobre este tema, puedes acceder al webcast de la sesión del panel interactivo 360 Smart Vision, en la que presentamos el nuevo Indicador de Eficiencia del Mix Energético (EGMX), de la mano de David Roch, investigador de Comillas ICAI, y Lorenzo Pascual, director de Analytics y experto de la industria de Energía y Recursos de Deloitte España.

También aprovechamos para hablar con Isabel Figuerola-Ferretti (profesora del Departamento de Gestión Financiera de Comillas-ICADE) y con Enrique Marazuela (CFA Society Spain, Director BBVA Banca privada) sobre el boom en la inversión verde y el papel que tendrá la Universidad respecto a la formación en materia de sostenibilidad.


Referencias

Koffi, B., Cerutti, A., Duerr, M., Iancu, A., Kona, A., & Janssens-Maenhout, G. (2017). Covenant of Mayors for climate and energy: default emission factors for local emission inventories. Joint Research Centre (JRC).