En épocas de grandes crisis, son los líderes los que ofrecen una vía esperanzada hacia un futuro mejor. En este sentido, el Papa Francisco convocó del 19 al 21 de Noviembre a economistas, investigadores y emprendedores sociales al evento “La Economía de Francisco”. Tres días en los que se trató de repensar el sistema económico actual a la luz de las enseñanzas de la Doctrina Social de la Iglesia, y acompañados de académicos de primera fila que trabajan temas como las finanzas sostenibles, los conflictos armados, las empresas sociales, las políticas públicas...

Francisco propone un desarrollo de iniciativas bottom-up para que simultáneamente se vayan solucionando problemáticas sociales relacionadas con la economía en distintos lugares y con distintas perspectivas. En este sentido, el proyecto 360smartvision.com formado por la Universidad Pontificia Comillas y Deloitte contribuye a la línea propuesta por Francisco. Medir la situación económica y social de España en el contexto post COVID-19 es un importante paso para la toma adecuada de decisiones de cara a la implantación de políticas públicas. Es evidente que no se pueden tomar decisiones sobre política pública sin recurrir a indicadores socioeconómicos. Lo que no ha sido tan evidente hasta el día de hoy es que las decisiones políticas y económicas no se pueden tomar en base a unos pocos indicadores.

Uno de los temas más recurrentes en la Economía de Francisco fue la crítica a la tradicional visión estrecha en cuanto a medidores económicos. Todavía hoy parece en algunos contextos que el fin hacia el que debe orientarse la economía es el crecimiento de indicadores como el Producto Interior Bruto (PIB). Sin embargo, muchos economistas han demostrado que el PIB se muestra insuficiente para capturar la mayoría de los aspectos de la prosperidad de un país. Por poner algunos ejemplos, un incremento en la tasa de criminalidad que haga aumentar el gasto en seguridad aumentaría el PIB sin asegurar una mejor vida para la ciudadanía. Lo mismo ocurre si se incluyen en la contabilización del PIB los flujos monetarios derivados de actividades como el tráfico de drogas o la prostitución. Más allá de ejemplos como estos, se pueden encontrar infinidad de mejoras o empeoramientos significativos en la calidad de vida que el PIB es incapaz de capturar.

El panel interactivo de 360smartvision.com, ofrece una visión holística de la situación en España mediante diversos indicadores. Los problemas del mercado de trabajo se pueden contrastar con la evolución de la situación sanitaria, y a la vez con otros indicadores de movilidad. Esta visión amplia de cómo va evolucionando la realidad mediante varios indicadores en varios apartados, nos permite comprender mejor cuales son los retos o problemas a los que se enfrenta nuestro país.

Por último, el panel del 360smartvision.com cuenta con un apartado dedicado a Sostenibilidad e Inclusión, algo que rara vez encontramos entre los principales indicadores económicos. Sin embargo, es imprescindible un panel con el tipo de indicadores que se recogen en ese apartado, para no dejar atrás a los que más van a sufrir esta crisis. Tal y como nos recuerda el Papa Francisco en el número 139 de la encíclica Laudato Si’: “No hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socio-ambiental”. Los problemas de hoy en día son complejos y requieren de soluciones con un enfoque multinivel e interdisciplinar. Con iniciativas como el 360smartvision.com y la Economía de Francisco podemos seguir avanzando hacia la construcción de un mejor sistema económico, ecológico y social.